Resumen del día a día.

En tu día, Madre.

Hoy te veo Madre tan cerca y a la vez tan lejos.

 

 

Hoy he llorado al verte,

al tratar de recordar

lo bien que sabe ese beso,

lo dulce de Tu mirar,

la belleza en sufrimiento,

la filigrana floral,

la locura en mi versos

y mi dolor al vagar 

en este mundo tan lejos

de Reina en Su majestad,

de Madre que ama y siente

a toda la humanidad.

 

Por eso Madre celeste

Te siento en mi caminar

y noto aquí Tu presencia

y bajo Tu manto estar,

que eres la que preside

como bien sabes mi hogar

que este año Esperanza

no podré junto a Ti estar,

pero no lo dudes Madre

no lo pienses Tú jamás

que por mucho que me aleje

mi amor junto a Ti está

mi Madre de la Esperanza,

Reina de la Trinidad.

Saludos. 

Trompeta-sangre.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: